¿Por qué no es buena idea dejar que Windows oculte las extensiones de archivo?

El entonces flamante Explorador de archivos de Windows 95 (y que nos viene acompañando hasta Windows 10) trajo como novedad, junto con los nombres largos de archivo (poniendo fin al límite de 8 caracteres de versiones anteriores de Windows y DOS), diversos íconos que facilitaban identificar el tipo de archivo (si era un ejecutable, una imagen, un documento, un archivo de sistema u otro tipo) sin tener que fijarse en una extensión de 3 caracteres y cuyo significado quizá no todo el mundo sepa. Esto vino a remplazar de alguna manera a las extensiones de archivo, que justamente cumplen esta finalidad (así, una extensión .exe es un ejecutable, una .jpg o .jpeg es una imagen y una .txt un archivo de texto, por poner algunos ejemplos).

Al tener entonces un indicador “más visual” para los tipos de archivo, Windows 95 (y sus sucesores) de forma predeterminada no muestran las extensiones de archivos para los tipos más conocidos. Esto puede ser un problema, porque como ahora Windows permite nombres largos para archivos, estos nombres pueden tener más de una extensión, algo que puede ser aprovechado para esparcir virus o malware “camuflados” en archivos aparentemente inofensivos.

Archivos de “doble extensión”

Miremos por ejemplo esta imagen:

Archivo de doble extensión

Vemos aquí un archivo image.jpg cuyo ícono es el típico de los archivos de imagen. O sea que debe ser una imagen JPEG, a juzgar por la extensión que vemos allí. Pero al seleccionarlo, notamos algo raro: En la zona inferior del Explorador de Windows, donde podemos ver las propiedades del archivo seleccionado, vemos que dice “Aplicación” (o sea que es un programa o archivo ejecutable), cuando debería decir “Imagen JPEG” o algo similar. Y si es un programa o un ejecutable, cabe siempre la posibilidad de que sea algún programa malicioso haciéndose pasar por una imagen.

Si pudiéramos ver la extensión real de este archivo en el Explorador, veríamos algo así:

Archivo de doble extensión al descubierto)

Vemos entonces que la verdadera extensión del archivo es .exe y no .jpg. ¿Qué hubiera pasado si algún curioso hubiera visto este archivo y le hubiese dado doble clic pensando que realmente es una imagen? ¿Y si el ejecutable image.jpg.exe fuese en realidad un virus, un troyano o algo peor?

Esta técnica suele ser una de las clásicas para propagar malware por Internet: Imagina que estás en una computadora pública (en una cabina de Internet, por ejemplo), insertas una memoria USB, sales del lugar, metes ahora la memoria en la PC de tu casa y cuando abres la memoria en el Explorador de Windows encuentras un archivo con un nombre sugerente (digamos video robado del escándalo de Fulanita y Menganita.mp4). ¿De dónde salió? Ni idea. Le das un doble clic para abrirlo, pero no se ve ningún video ni se abre el archivo. Al poco rato, tu computadora comienza a portarse raro, o metes otra memoria USB y ves que otra vez aparece “mágicamente” un archivo de nombre sugerente en ella, repitiéndose la cadena. ¿Te suena familiar?

Hacer que Windows muestre todas las extensiones de archivo

Por esto, lo ideal sería que Windows nos muestre siempre las extensiones de los archivos y no fiarse tanto de sus íconos. Afortunadamente, para poder ver las extensiones en Windows los pasos son sencillos:

  1. Ingresar al cuadro de Opciones de carpeta y búsqueda:
    • En Windows 7: Presionar el botón Organizar y, en el menú desplegable, elegir la opción Opciones de carpeta y búsqueda.
    • En Windows 8, 8.1 y 10: En la cinta [ribbon] del Explorador, entrar a la pestaña Vista y pulsa el botón Opciones.
  2. Entrar a la pestaña Ver.
  3. En la lista Configuración avanzada, buscar y desmarcar la casilla Ocultar extensiones de archivo para tipos de archivo conocidos.
  4. Presionar el botón Aceptar (o Aplicar) para guardar los cambios.

Desactivando la opción "ocultar las extensiones para tipos de archivo conocidos" en Windows 7

Con esto, se refrescará la ventana del Explorador de Windows que tengamos abierta y ya podremos ver todas las extensiones de archivo, sean conocidas por Windows o no.

Comparte este artículo :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Danilo Quispe Lucana

Ingeniero de sistemas, desarrollador web y de software. Aficionado a la ciencia y tecnología desde chico.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *